Quienes Somos

El Mana Puerto Buey S.A. - Santa Elena - Entre Rios

El día 21 de Septiembre de 2003, tres empresarios Argentinos, visionarios, tomaban la decisión de la construcción de un PUERTO CEREALERO en las barrancas del río Paraná a la altura del Kilómetro 724, en Santa Elena, Entre Ríos.
A un año y cinco meses de ese acontecimiento, el PUERTO empezó a funcionar gracias al tremendo esfuerzo de sus socios y el empeño de toda la gente que trabajó para ello.
El sueño de PUERTO BUEY se hizo realidad y se cargaron las primeras barcazas…
El complejo se pensó para prestar servicios a una amplia zona de productores agropecuarios afluentes del puerto.-
Sus instalaciones constan de 2 Celdas con capacidad de 10.000 Tns cada una, y 2 Silos para húmedo de 1.000 Tns cada uno, sumando 22.000 Tns de Almacenaje.
Tiene una capacidad de descarga de 150 Tns/hr con una plataforma hidráulica y un sistema supresor de polvo (dustmaster) de última generación, calado automático, oficina de recepción y análisis, balanza de peso camión y de embarque. Sistema de aireación completo y control de temperatura, y una capacidad de 300 Tns/hr de descarga a barcazas.-
Además se instaló una secadora con capacidad de 120 Tns frío/calor a gas natural. Para ello hubo que construir una estación transformadora en la ruta de circunvalación de Santa Elena, lo que posibilitó acercar el combustible a nuestra planta; pero a su vez, ello permitió llegar con esa energía a otros sectores de la ciudad, siendo este un aporte más a la sociedad santaelenense.-
Todo esto hizo un PUERTO MODERNO Y ÁGIL , que vino a solucionar y abaratar los servicios de fletes al uno de los complejos portuarios cerealeros más importante del mundo ubicado en la ciudad de Rosario, beneficiando a los productores de una amplia zona de influencia.
EL MANA PUERTO BUEY hizo su presentación, comenzó un camino de trabajo y esfuerzo, que continúa y enorgullece a sus dueños y a quienes forman parte del EQUIPO de trabajo.
Operador de Granos
Desde el comienzo de las operaciones se persiguió el objetivo de insertarse en el mercado granario, como un agente de importancia, hecho que se manifestó en los volúmenes recibidos y embarcados, los contratos suscriptos, y las calidades entregadas a firmas exportadoras de renombre mundial como Cargill, Dreyfuss, etc…
La capacidad de acopio estuvo constantemente rentada por esas firmas, y los productores, con su esfuerzo, cubrieron sin inconvenientes las necesidades de cereal requeridas.-
Ello fue así hasta febrero del año 2008, cuando la situación del sector agropecuario se resintió por la intervención del sector público y comenzó a deteriorar a los productores pequeños, dejándolos en muchos casos fuera de la operatoria…
Había que repensar la empresa y su presidencia se aboca con tenacidad y firmeza a superar los obstáculos existentes, para poder mantener la prestación de servicios y no agravar aun más la situación de los productores y el plantel de trabajadores propios.-
En este orden de cosas se negocia un contrato de locación de la planta con COOPERATIVA AGROPECUARIA LA PAZ LTDA, el mayor consignatario acopiador del norte entrerriano, quien abarca una amplísima gama de actividades productivas y de servicios, que la hacen un actor preponderante de la economía provincial y regional, participando además, por su propia forma asociativa, en las cuestiones sociales de la comunidad y su zona.
La Vinculación Definitiva
El contrato se firmó en principio por tres años, su vencimiento operaba el 31/01/2011; pero en función de los resultados obtenidos para las partes, se renueva por tres años más, y se decide el traspaso de todo el personal operativo de la planta, aumentando de esta forma la vinculación de nuestras empresas.-
La conjunción de los objetivos hace posible la asociación definitiva de ambas; pasando a ser COOPERATIVA AGROPECUARIA LA PAZ LTDA, socio activo de nuestra compañía, adquiriendo en marzo de 2011, el 33% del paquete accionario de EL MANA PUERTO BUEY SA. –
La actualidad…
Hoy nuestra empresa sigue funcionando, se superaron escollos difíciles, la apuesta hecha hace más de diez años atrás, de insertar una nueva actividad, impensada en la zona hasta entonces, ya ha dado frutos… Fue el sueño de sus socios que se hizo realidad.
En el horizonte tenemos nuevos desafíos, ampliar la capacidad de acopio, hacer nuevas inversiones para mejorar la eficiencia, seguir extendiendo nuestra zona de influencia, etc…
Todo ello, con la decisión y convicción, de que en este rumbo nos beneficiamos todos, la Empresa, sus Socios, los productores y toda la sociedad local y regional.-